Cuide su automóvil, hágalo usted mismo

Mientras que llevar su auto a un servicio profesional es una excelente manera de asegurar su funcionamiento, el Consejo del Cuidado Automotriz les recuerda a los propietarios de vehículos que hay algunas revisiones simples del vehículo que pueden aprender con facilidad y hacerlos ellos mismos para ahorrar un poco de dinero y ayudar a mantener sus vehículos en funcionamiento de manera eficiente durante todo el verano.

Con los conocimientos básicos de la práctica común del mantenimiento y un poco de tiempo, los automovilistas pueden inspeccionar los siguientes componentes en la entrada de su casa:

Inspeccione los neumáticos, incluyendo la presión y el desgaste. El desgaste disparejo indica que necesita alineación en las llantas. También debe revisar por abultamientos/chichones y desgaste.

Revise todos los fluidos, incluyendo el aceite de motor, la dirección, los frenos y la transmisión, así como el líquido lavaparabrisas y el anticongelante/refrigerante.

Inspeccione que las mangueras y las bandas no estén agrietadas, quebradas, gastadas, sueltas o que muestren signos de desgaste excesivo. Estas son fundamentales para el buen funcionamiento del sistema eléctrico, aire acondicionado, dirección asistida y el sistema de enfriamiento.

Inspeccione los limpiaparabrisas y las luces para que usted puede ver y ser visto. Cheque que toda la iluminación interior y exterior este trabajando correctamente e inspeccione y reemplace los limpiaparabrisas gastados. Mantenga lleno el depósito del líquido lavaparabrisas.

Para mantener el sistema de enfriamiento funcionando eficazmente, el anticongelante y la mezcla de agua destilada para el radiador de un vehículo deben ser 50:50. Nunca abra la tapa del radiador caliente al revisar el nivel de anticongelante en el depósito. Como regla general, el líquido anticongelante debe cambiarse anualmente en la mayoría de los vehículos.

Inspeccione el tapón de la gasolina para asegurarse que no esté dañado, flojo o que no tenga, para evitar que la gasolina se derrame o se evapore.

No descuide el exterior. Cuando lave el auto, asegúrese de incluir los neumáticos y los rines, y la parte inferior y las defensas para eliminar la sal y la mugre. La carrocería del vehículo debe lavarse usando un producto vendido específicamente para automóviles. Encere su vehículo cada seis meses.

Para obtener más información acerca de cómo cuidar de su vehículo y para una copia gratuita de la popular guía del Cuidado del Auto, visite www.carcare.org.

Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *