Abajo en la granja: El Club AgPower enseña a los jóvenes sobre el equipo agrícola y la seguridad

Este país es el hogar de alrededor de tres millones de agricultores trabajadores. Como un estado que prospera en la industria agrícola (aproximadamente 13 millones de acres están dedicados a las tierras de cultivo), Kentucky entiende precisamente lo importante que es mantener la tradición enseñando a las generaciones más jóvenes.

Reviviendo el pasado

En el pasado, los adolescentes podían asistir a lo que entonces se llamaba Escuela de Tractores, un programa que buscaba enseñar a los niños y a cualquier joven a manejar las herramientas agrícolas de una manera segura y efectiva. Aunque el programa había sido disuelto, Steve Fuqua, un residente de Sorgho y graduado de Tractor School en su juventud, decidió revivirlo bajo un nuevo nombre: AgPower Club.

“Acabo de llegar al punto en la vida en el que podría hacerlo”, dijo Fuqua, quien es el líder voluntario de AgPower. “Tengo dos hijos que podrían aprender algo de ello. Me puse a hablar con la agente de extensión Stacey (Potts) acerca de esto y pensé, bueno, si quiero ver esto de nuevo, voy a tener que hacerlo. Así que, aquí estamos.”

Una lección importante

La maquinaria agrícola varía mucho, tanto en tamaño como en función, por lo que el equipo de AgPower sin duda tiene mucho trabajo por delante; en su reunión más reciente se trataron los detalles de la seguridad del tractor y de la cosechadora, dos máquinas muy peligrosas si se utilizan sin el conocimiento adecuado. Cuando la mayoría de la gente piensa en los accidentes automovilísticos, se imagina a los tres millones de personas que se lesionan en accidentes automovilísticos cada año; sin embargo, el equipo agrícola puede ser igual de amenazante. Los accidentes de tractores son en realidad la principal causa de muerte y lesiones entre los agricultores y los trabajadores agrícolas, causando un promedio de 130 muertes cada año.

Cuando se considera el hecho de que muchos tractores están equipados con carretillas elevadoras (que hacen que levantar fardos de heno, alimento para animales, materiales para cercas, piezas de equipos y semillas sea mucho más fácil), el riesgo aumenta exponencialmente. La mayoría de los montacargas están diseñados para soportar pesos entre una y cinco toneladas; si la persona que opera su máquina no sabe lo que está haciendo, alguien podría resultar gravemente herido.

“Es genial para los niños y la agricultura es una gran parte de esta comunidad”, dijo Grant Hagan, un vendedor de HandR Agri-Power y uno de sus maestros. “Y cada vez que puedes involucrar a más niños y entender cómo funciona todo, siempre es algo bueno.”

Aunque el grupo no celebró su primera reunión hasta febrero, sus miembros están muy entusiasmados con el futuro. El Club AgPower es sólo uno de los varios programas que caen bajo el paraguas de 4-H de la región, una iniciativa nacional diseñada para educar y empoderar a los jóvenes. Gracias a los esfuerzos de Fuqua, 15 niños ya se han unido a su programa, y seguramente vendrán más.

Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *