Salir al exterior es bueno para tu salud mental y física


Pasar al menos dos horas a la semana fuera de tu casa y en contacto con la naturaleza podría mejorar tu salud física y mental, de acuerdo con un estudio publicado por Scientific Reports.

La investigación, realizada por la Escuela de Medicina de la Universidad de Exeter, asegura que la exposición semanal a los ambientes naturales es comparable con la actividad física y puede beneficiar la salud y el bienestar de las personas.

Una mayor exposición o contacto con entornos naturales como parques, bosques y playas, se asocia con una mejor condición física y mental, al menos entre poblaciones de altos ingresos, en gran parte urbanizadas. Mientras que vivir en áreas urbanas más verdes se asocia con menores probabilidades de enfermedad cardiovascular, obesidad, diabetes, hospitalización por asma, trastornos mentales y mortalidad entre adultos.

Entre los niños el beneficio asociado son menores riesgos de obesidad y miopía, indica el estudio. En tanto, mayores cantidades de naturaleza en el vecindario están relacionadas con una mejor salud y bienestar en adultos, y mejores resultados de nacimiento, y desarrollo cognitivo en niños.

Sin embargo, la cantidad de espacios verdes en el vecindario o la distancia del hogar al espacio verde o parque más cercano accesible al público es solo una forma de evaluar el nivel de un individuo de exposición a la naturaleza. Pero una real alternativa para la salud es la cantidad de tiempo que los individuos pasan afuera en ambientes naturales, dice.

En otras palabras, la exposición directa, o más específicamente, el tiempo recreativo que se pasa en ambientes naturales por semana, no se puede inferir con precisión desde el espacio verde del vecindario cerca de la casa. El estudio tomó dos grupos, uno que no pasó ningún tiempo en la naturaleza y otro que aprovechó los espacios verdes residenciales (parques, playas y bosques), y los supervisó durante siete días.

Cada participante, de mas de 20 mil personas del Reino Unido, informó sobre el estado de su salud mental y física al final del estudio. De los que pasaron tiempo afuera, solo uno de cada tres encuestados dijo que se sentía insatisfecho y uno de cada siete que tenían mala salud. Del grupo que no pasó tiempo al aire libre, casi la mitad informó sobre “bajos niveles de satisfacción con la vida”, y el 25 por ciento que tenía mala salud.

“Nos preocupaba que nuestro efecto fuera solo en las personas más sanas que visitaban la naturaleza, pero este hallazgo sugiere que incluso las personas con enfermedades conocidas que dedicaron dos horas a la semana en la naturaleza les fue mejor”, explicó en los resultados Mathew White, coordinador del estudio.

Los resultados de esta investigación es un conocimiento que no debe sorprenderte, ya que tiene sentido. Sólo sal de tu entorno cotidiano y del estrés y experimentarás emociones diferentes que te harán regresar más animada a tus actividades.